28 de diciembre de 2010

Sobre "Dejando el hogar"

Llega un momento en la vida de todo joven adulto, en que la idea de empezar a hacer las valijas y abandonar el nido se hace presente cada vez como mayor intensidad y frecuencia. Es ese momento de la vida donde nos sentimos grandes para: ir al pago fácil a pagar las facturas, cocinarse un huevo frito, y tal vez acordarse de que un baño semanalmente seria altamente beneficioso para la higiene personal.

Es ese momento de la vida donde al mismo tiempo, comenzamos a notar seriamente que la cama no se tiende sola, que la ropa no aparece lavada, doblada y planchada por arte de magia que el microondas NO hace de comer sino que recalienta la comida QUE YA ESTABA HECHA y que cuando se quema un foquito de luz, no se recambia automáticamente.

De todas formas la idea de tener nuestro propio habitad, regido por nuestras propias reglas y nuestros propios horarios es altamente tentadora como para dejarla pasar.

Si si, te vas a vivir solo, abandonas tu “útero social”. El lugar que te albergo y alimento durante tantos años…

La primera idea del joven/adulto soltero promedio es la de creer que teniendo su propio bulo se ahorrara cuantiosas sumas de dinero en Telos y salidas caras.

“jeje, total compro una cervecita unas empanaditas, y listo, ma´ que plaza serrano y pernocte de 150 pesos”

La creencia popular supone que teniendo un departamento podes invitar a cuantas perras entren en tu mono ambiente abriendo así una sucursal de PLAYBOY y ser todo un Hugh Hefner criollo.

Todo esto con la ventaja de que una telefonista ortiva no te corte el chorro con su clásico

señor finalizo su turno”

Sin gastar un solo peso, al menos que optes por la compania de “profesionales”

ERROR

Te aseguro, que la guita que inviertas en:

ADELANTO

DEPOSITO

COMISION PARA INMOBILIARIA

EXPENSAS

CAMBIO DE GRIFERIA Y OTROS MENESTERES

Para que el departamento quede digamos “Habitable” van a cubrir de forma vitalicia tus incursiones a TELOS y GATOS que puedas hacer en toda tu vida.

Bueno supongamos que ya estamos metidos en el baile, cumplimos todos los requisitos, conseguimos el dinero para estos “detalles” aunque debamos más plata que Argentina al FMI. Por fin tenemos nuestro Bulo…. Eh perdón Departamento.

Solos ahí, con nuestras mundanas pertenencias, miramos y recorremos los escazos 5 metros cuadrados que componen nuestra vivienda.

Ese es el momento para la reflexión, nos sentamos en el piso, pensamos en lo que se viene, lo que dejamos atrás, lo que ganamos con el cambio y por ultimo nos preguntamos en voz alta

¿Qué hicimos?

Y…. es relativo, ahora voy a continuación algunas “minimas” “sustanciales” diferencias entre la gente que se independizo, con la gente que aun vive en casa familiar.

COMIDA Y COCINA

Los que vivimos con nuestros papis, sabemos que luego de venir de trabajar/estudiar siempre vamos a encontrar en la mesa un plato de comida caliente. Y no solo un plato, sino nuestra comida preferida. El churrasquito a punto como nos gusta. El puré de papas bien sazonado.Mama nos obliga a terminar el plato, y si tenemos muchaa suerte ese día justo nos preparo un rico postre, o seguramente tiene el numero de la heladería que hace el especial de banana split que tanto nos gusta.

En cuanto a la cocina, siempre encontras lo que necesitas. Si mama no está, abrimos el freezer y encontramos una serie de tappers acomodados con la perfección del mejor jugador de tetris del mundo. Cuestión que solo basta con sacar la “milanesa” que dejo freezada darle un golpe de microondas y listo.

La mayoría de los que viven en familia, no conocen el… ¿Cómo se llama…? Este… el coso ese, tipo jabón liquido, el que se usa para los platos….

AAAA, eso DETERGENTE… Buen no conocemos… Ehhh digo, no conocen el detergente.

Tambien piensan que el “escurridor” una bandeja que mama lejos de guardarlo en su lugar lo utiliza para dejar los platos mojados.

Por el contrario.

El que vive solo, únicamente se alimenta cuando siente que empieza a hacer la digestión con sus propios jugos gástricos, y que su cuerpo se empieza a comer a si mismo.

Lechuga, acelga decis??? Lo único verde que podes encontrar la casa de un soltero con mocos pegados en la pared y en cuanto a la comida, algún hongo mutante que se empezo a reproducir en un pedazo de queso mar del plata. La única vajilla que conoce el que vive solo son los vasos de trago largo y esas cucharitas para cócteles.

En la heladera podría colgarse tranquilamente un cartel de ALQUILO, para algún esquimal pequeño que ande buscando algo parecido a un iglú…

Tenemos 2 botellas de COCA (para el FERNET obvio), Una jarra con algo de clerico del 25 de diciembre (de 2008). Medio tomate que ya empezó a arrebatarse por el moho, una botella con agua (infaltable) manteca a media consumir (y seguramente no utilizada para untar en pan) y por ultimo un tapper misterio que se cree que estaba ahí cuando llego a la casa, nadie se atreve a ver que hay dentro.

Lo vistoso de la heladera de un lobo solitario es su exterior, la puerta tiene más carteles y marquesinas que los teatros de la calle corrientes.

Rotiserias, pizzerías, delivery de comida china, japonesa, taiwanesa, boliviana, peruana, y podrida.

Los primeros meses son duros para el solitario. Siguen sin entender que lo que sucio quedo la noche anterior, sucio aparece a la mañana siguiente. Todo esta en su lugar, salvo algún resto de comida que habrá caído presa de las ratas, o alguna cucaracha afortunada. Recién comienza a sospechar de este complejo mecanismo asociándolo a la visita semanal de mamá que todavía le cuesta creer que ya seamos “independientes”.

ESPACIO PERSONAL Y TIEMPOS

Los que vivimos en casa de familia sabemos nuestro espacio personal se reduce a nuestra habitación, si es que no la compartimos con algún hermano/a. Sabemos que cuando la naturaleza llama y Papá recién sale del baño con el deportivo en la mano con cara de satisfacción, es mejor apretar las piernas y aguantarse un cachito, a que se disipen los aromas del ambiente. Una medida menos económica seria alquilarle un traje espacial a la NASA o pedirle prestado de tu vecino ruso el traje anti-radiación que uso en las operaciones de rescate de chernobil.

En cuanto al tiempo siempre esta presente el “¿A dónde vas?” “¿a que hora volves?” “¿con quien salis?”, depertame cuando llegues…

Sino la clasica de todas la mañanas…

-“Pss… levantate que se te hace tarde ¿No tenes que cursar hoy?”

-“No ma, hoy no”

- “Pero vos no cursas los miércoles?”

-“si pero… hoy es jueves….”

-“a disculpa, chau”

El que vive solo.

Sigue teniendo como UNICO espacio privado su habitación… Porque el que vive solo le alcanza para un MONO ambiente. Mama ya no esta para despertarnos en persona. Ahora utiliza el teléfono, en cuanto a la confusión de día, eso sigue en pie. Los tiempos ahora son nuestros, si supiéramos leer en reloj de aguja… Los minutos en el baño son para nosotros solos, los invertimos como queremos. Tardamos 1 minuto en bañarnos con agua fria, y 37 tratando de entender, mojados hasta las pelotas, como se prende el calefón.

LA ROPA Y LIMPIEZA DE ESPACIOS HABITABLES

Los que vivimos en casa en compañía de nuestros padres, tenemos la suerte de tener la ropa lista para usar, lavada, perfumada, planchada y guardada en el ropero.Omitimos por completo el complejo proceso del lavado de ropa, no entendemos como el calzoncillo con palometa y que revoleamos la semana pasada debajo de la cama, ahora se encuentra limpio, desinfectado y con agradable aroma, guardado y listo para ser usado.

Las sabanas mágicamente se cambian todas las semanas, evitando quedarnos pegados a fluidos propios de la pubertad, esos manchones amarillentos ásperos y duros permitiéndonos así conciliar el sueño en un mar se suavidad y frescura.

Al baño lo maltratamos. No levantamos la tabla para mear, dejamos 10 pares de medias sucias en el Bidet, rastrillos violentos en el inodoro. Cuando volvemos encontramos todo ordenado y en su lugar. Revisamos en busca de duendes mágicos de la limpieza, corremos la cortina con desesperación, buscamos dentro del botiquín, detrás del inodoro pero nada… Es imposible descubrir in fraganti a esos malditos enanos.

El que vive solo usa la misma ropa la semana entera, a lo sumo por las noches la cuelga de la ventana (si es que tiene una) para airearla un poco. Al otro día un poco de desodorante de ambiente y a otra cosa.

El que se va a vivir solo sufre una de las mayores desilusiones de su vida, solamente comparada a descubrir que los reyes magos son papa y mama. Es ahí cuando parte de su vida se derrumba, se entera que LOS DUENDE MAGICOS DE LA LIMPIEZA NO EXISTEN. Esto obliga al lobo solitario a que los 28 de cada mes irrumpa en algún LAVERAP con 3 gigantescas bolsas repletas de harapos, que solían llamarse “ropa”.

Las sabanas solo se cambiaran en el mono ambiente cuando la picazón producto de las migas de pizza, costras desprendidas y acaros (sin contar el olor a pedo impregnado) ya sea insufrible hasta para el solitario promedio. El baño solo es habitable el día que viene mama de visita. El significado de la palabra lavandina resuena en sus oídos vacíos, es digno de rastrearlo en un diccionario. Por eso el que vive solo, aprovecha para cagar en el trabajo.

RELACIONES AMOROSAS.

Los que vivimos con nuestros padres, presentamos a la novia con timidez, recato, nerviosismo y ansiedad. Ese día extrañamente se produce un cambio en nuestro accionar e higiene personal, queremos tener todo arreglado para la ocasión. Le avisamos a mama con anticipación así va ensayando su mejor cara de “esta todo bien”.

Una vez que la novia ya es habitué, Nos animamos a ir por mas, y lo “hacemos”, pero sin hacer ni un solo ruido/gemido/casi sin respirar, o como le digo a mi novia “dale hagámoslo pero bien NINJA”. Trabamos la puerta sin cerradura con una silla y nos tapamos con el acolchado aunque haga 40 grados a la sombra.

El que vive solo por lo general no tiene novia, tiene mujeres potencialmente sexuales con las cuales jamás concreta. Si tienen pareja, tiene que ser precavido y revisar todas las mañanas que en el baño no se haya olvidado el cepillo de dientes “por accidente”. Pero este punto merece un capitulo aparte.

En conclusión siempre para todo habrá peros y contras. Es cuestión de poner las cosas en la balanza y ver que tira más.

De todas formas, yo creo que si nuestros padres se apiadan de nuestra inocente alma, nos volverán a abrir las puertas de casa. Permitiéndonos vivir con ellos. PARA SIEMPRE.


2 comentarios:

  1. Me encanta como escrbis primoooo!!!! me gusto mucho esta entrada!! :)

    ResponderEliminar
  2. Muy buena la nota, Matt!! Se ve que a pesar que te ronda la idea de ser un lobo solitario, tenes muy en claro cuales son los pro y los contra. No se te escapo nada en lo mas minimo.

    ResponderEliminar

comentarios, amenazas, criticas, puteadas, mensajes timidos y SPAM depositelo aqui